Italia nos recibe. Ale y Sander esperan con sus familiares bebiendo cerveza al atardecer. El Vesubio, en el horizonte, dominando el mar Tirreno. También a nosotros. El Grand Hotel San Michele de Cetraro, blanco centenario, rosa de la Buganvilla. Habitado por Saverio y su equipo, por nosotros, por los prometidos y sus amigos. Las nacionalidades se mezclan y se forma una sola. La de la fiesta. Y el amor.

      SHARE
      COMMENTS